Envío gratuito en peninsula por la compra mínima de 6 botellas

El vino y Holanda

Holanda, un país construido a base de comerle terreno al mar es una de las sociedades más avanzadas de Europa. Su economía en estos momentos goza de muy buena salud y su población tiene un poder adquisitivo muy superior a la media de los países del sur de Europa como pueda ser Italia o España.

 

Modernos e increíblemente preocupados por el diseño de vanguardia en casi todo lo que rodea su vida cotidiana, convierte a este país en un destino vacacional urbano extraordinario. Pasear por las calles de sus ciudades invita a sentarte en sus habituales terrazas meticulosamente decoradas y disfrutar de una buena copa de vino. Hay que decir que aunque su gastronomía es una fusión de varias culturas Europeas, el queso que producen es de una extraordinaria calidad y por supuesto, esta riquismo.

 

Su clase media y alta son los grandes consumidores de vino y los vinos de España son los quintos en importancia para los holandeses y entre ellos, Rioja, su favorito.

 

Hasta hace 25 años, la cerveza era la bebida más consumida en el país, una realidad que ha cambiado para dar paso al liderazgo del vino.

 

Justamente hace 25 años,  Ab e Ina ( los protagonistas de nuestra historia de hoy ) decidieron emprender un pequeño negocio local en el casco histórico de Houten, un precioso pueblo a 50km de Amsterdam. Este encantador matrimonio, años mas tarde, decidió importar directamente los vinos de las bodegas que podían aportar singularidad a su negocio…y es en ese momento, hace 10 años, coincidiendo con la incorporación de Mieke Van dort (Hija y actual propietaria del negocio) donde Real Rubio y Van Dort winespecialist juntan su camino para convertirse en más que una relación comercial, una relación de amistad perpetua. Ferias de vino locales e internacionales, eventos promocionales y sobre todo muchos buenos momentos son los que han hecho que la relación comercial se consolide año tras año.

 

En el precioso pueblo holandés de Houten, Mieke Van dort, la propietaria,  reparte personalmente los vinos que vende en su tienda a sus cliente habituales en su nueva bicicleta. Es un nucleo urbano grande (50000 habitantes) pero al caminar por sus tranquilas calles bien se podría pensar que es un pequeño y tranquilo pueblecito.

 

Real Rubio se ha convertido a base de esfuerzo y dedicación en una marca de referencia para sus habitantes y cada vez que acudimos a algún acto promocional, nos esperan con los brazos abiertos y con una sonrisa.

 

Esperemos que pronto podamos estar juntos de nuevo, mientras tanto, tanto nosotros como nuestros amigos holandeses brindaremos en la distancia con Real Rubio.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados